miércoles, 16 de julio de 2008

Un arma.

Yo, solo llevava un arma,
con ella, la victoria estaba cerca,
cercado el dominio
deslegitimada la opresión
agoté sus ganas, sus ingenios
con un canto redentor.
Mate sus horas, sus segundos
con un verso profundo
yo mate a mi señor.

No hay comentarios: