domingo, 15 de marzo de 2009

Del si y el no.

Contando horas, minutos, segundos
de indiferencia obstinada
frustrado por el si y el no
las desavenencias de la vida me traen
hasta un rincón postergado
en una tarde de marzo.
Sigo igual deshilachando
los hilos que me atan,
sin querer dejar de buscar
la forma de encontrar
esa figura que me vuelve loco
que arranca de mis adentros
hasta el último suspiro
descartando los vacíos de mí nada
susurrando cariño
infundiendo respeto
el respeto de lo querido
de lo concreto.

No hay comentarios: