viernes, 26 de junio de 2009

Huelga del Metal, no más negocio patronal.




Un ejemplo de lucha obrera la de los trabajadores del metal de Vigo, todo el apoyo y difusión que se puede dar ahí esta por mi parte !que viva la lucha de la clase obrera!

Del cielo y el infierno.

A Julia

Del cielo
de tus labios,
de tus parpados,
de tus mejillas,
de tu sonrisa,
de eso esta compuesto mi cielo.

Del infierno
de los robos,
de los dolores,
de los descuidos,
de tus ausencias,
de eso esta compuesto mi infierno.

Pero obviamente estos últimos dias me siento casi constantemente en el cielo por que tengo a mi lado.

miércoles, 17 de junio de 2009

La mayoría de Batasuna pide el fin de la violencia

La mayoría de Batasuna pide el fin de la violencia
Crece el sector partidario de una "estrategia eficaz basada en otras formas de lucha". Un grupo de ex presos defiende que la "actividad armada" ya no permite avanzar a la izquierda abertzale

Por: GUILLERMO MALAINA

13/06/2009 23:30

El amplio sector de la izquierda abertzale ilegalizada proclive al final de la lucha armada por parte de ETA y a impulsar un proceso de paz definitivo ha comenzado a encajar las piezas en el puzzle. Durante los últimos meses, la corriente favorable en Batasuna a definir una "estrategia eficaz", por vías políticas, ha ganado fuerza en el debate interno ante los más ortodoxos y, además, se ha encontrado con un factor externo favorable para seguir avanzando en esa línea: el apoyo de un grupo de ex presos de ETA convencidos de que ha llegado la hora de parar.

El proceso de reflexión abierto en la izquierda abertzale no está ni mucho menos en una fase final y, evidentemente, cualquier atisbo de pacificación en el futuro pende de un fino hilo que ETA puede romper deliberadamente en cualquier momento. No obstante, y según varias fuentes conocedoras de la situación consultadas por Público, mientras el debate en Batasuna avanza en la línea de fijar "nuevos modos de lucha", de forma paralela un grupo de ex presos ha mantenido reuniones para reflexionar "sobre los efectos que hoy tienen las acciones de ETA en la construcción nacional de Euskadi".

"El debate avanza respetando todas las sensibilidades", dicen en Batasuna
Sin condenas
El sentir mayoritario que se ha palpado en esos encuentros, celebrados en San Sebastián y en comarcas guipuzcoanas como Deba y Urola, es que las "acciones armadas" ya no surten el efecto deseado. Como es previsible, estos ex reclusos no realizan, en absoluto, su análisis en términos de condena y censura a ETA.

La idea básica compartida por la mayoría de ex presos radica en la aceptación de que la sociedad vasca ha cambiado y que, si bien la "lucha armada" tuvo un sentido estratégico en el pasado, ahora hay que apostar por otras vías para seguir avanzando en la consecución de los objetivos políticos históricos de la izquierda abertzale.

Está por ver la influencia que pueda tener este posicionamiento de ex presos entre los miembros de ETA aún encarcelados, sus familias y las propias bases de Batasuna, pero indudablemente este colectivo tiene un plus de legitimidad ante sus ojos, incluso ante la propia banda terrorista.

"Chávez no actúa como Allende. Las revoluciones han cambiado", añaden
También es cierto que ETA no ha tenido reparos, en algunas ocasiones, para negar legitimidad a Batasuna cuando en su seno se han alzado voces cuestionando algunos atentados. El reproche de la banda en tales casos es, en esencia, que sus militantes sacrifican sus vidas con muerte o cárcel, mientras que los miembros de Batasuna no se la juegan por igual.

Sobre el papel, y según las fuentes consultadas por Público, este colectivo de ex presos podría tener cierta influencia en las decisiones que tome ETA. No ocurre lo mismo con miembros de la banda aún encarcelados y que han sido expulsados por la dirección etarra tras haber cuestionado los atentados.

Superar el bloqueo
"Si les ha expulsado, evidentemente, no les va a tener en cuenta", dice un interlocutor de la izquierda abertzale, en alusión a la política penitenciaria del Ministerio del Interior, basada en concentrar sólo a los miembros disidentes de ETA para presionarla. Es el caso de Santiago Arrospide Sarasola, Santi Potros; Valentín Lasarte; Francisco Mujika Garmendia, Pakito; Carmen Gisasola, Lourdes; Iñaki Arakama, Makario, y José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, entre otros, que se encuentran en la cárcel de Zuera, en Zaragoza.

Entretanto, el debate en Batasuna prosigue por distintos cauces. Según las fuentes consultadas en su seno, en los últimos meses "ha cogido fuerza" el sector que defiende una estrategia eficaz que permita superar, por vías políticas, la situación de bloqueo actual, como consecuencia de la Ley de Partidos, retomar el pulso político, lanzar un bloque soberanista y, finalmente, impulsar otro proceso de paz, en un plazo aproximado de dos años.

El reto es llegar con los deberes hechos a 2011 para poder participar en las elecciones forales y municipales, las más significativas tradicionalmente para la izquierda abertzale, y evitar así el riesgo de una fuga de sus bases a Aralar.

Arnaldo Otegi está convencido del camino a seguir para ello. Días atrás, preguntado sobre el proceso de reflexión anunciado por ETA, dijo esperar que "esté a la altura de las circunstancias". "No sé en qué términos se da esa reflexión, pero nosotros planteamos con claridad que a partir de otoño hay que empezar a sentar las bases para una clarificación estratégica y relanzar un proceso democrático", manifestó.

El sector creciente que cuestiona la violencia argumenta que los cambios vividos tanto en la sociedad vasca como en la política de Europa y del resto del mundo obligan a buscar ya otras "formas de lucha". Según explicó a este diario un interlocutor de Batasuna conocedor del debate, "los procesos revolucionarios de hace 30 años eran distintos a los actuales. El proceder de Salvador Allende no es como el seguido hoy por Hugo Chávez y Evo Morales. Las estrategias que antes no eran efectivas ahora sí lo pueden ser y viceversa".

También apuntó que el debate en Batasuna avanza poco a poco, "respetando todas las sensibilidades", para dar los pasos necesarios de "forma consensuada sin que nadie se quede en el camino". La discusión va más allá también de las consecuencias que tiene la estrategia militar de ETA hoy en día. "Nuestro planteamiento no es la resistencia ante la Ley de Partidos. Hay que avanzar. El quid de la cuestión es ver cómo activar otras formas de lucha para evitar que el Estado asimile política, social y culturalmente Euskal Herria", concluye la misma fuente.



Imágenes

lunes, 15 de junio de 2009

Criminalización y desidia: ¿Quién vigila a los vigilantes de la democracia?

Una campaña electoral marcada por lo de siempre un juego de sombras entre el PP y el PSOE que dan la imagen de la diferencia se enzarzan en un juego de dimes y diretes, nos hacen creer que tienen dos programas alternativos que ni si quiera aparecen en el juego, un juego que no se basa en diferencias políticas o puntos de opinión contrapuestos, sino en cómo se utilizan los coches oficiales, aquí huele a rancio.
Mientras todo el aparato jurídico-estatal se pone en marchas con sus largos tentáculo mass-media, y grupos de poder, para criminalizar un candidatura que suma a gran parte de la izquierda radical del estado español que lucha por la soberanía de los pueblos y por una salida de clase a la crisis, sin embargo esta sale adelante, aun con la criminalización por el voto y participación de la izquierda abertzale en la campaña.

Es complicado avanzar hacia el conocimiento del conflicto nacional dentro de una sociedad amnésica, que no recuerda que en su época incluso el PSOE llevaba la autodeterminación en su programa, o que el rey fue puesto a dedo por el caudillo.

La desidia es la actitud generalizada, hace que en España no vote nada más que el 46% de los posibles votantes o en Portugal un 37%, lo que puede representar varias cosas:
• Una crisis de la creencia en la clase política de los distintos estados de la UE.
• La propia crisis del sistema político que hace desvincularse a los ciudadanos/trabajadores de su derecho al voto.
• Que la abstención sea intencionada por creencias anarquistas y/o libertarias.
• La creencia en que este sistema no se puede cambiar desde dentro, ni utilizando los resquicios que te da el propio sistema para boicotearlo.

Seguramente se una suma de todos estos elementos y muchos más. La cuestión es que ni siquiera los mismos políticos, si el voto que se da va en contra de los principios del régimen político, quieren que se sume un solo voto a la supuesta fiesta de la democracia, así varios son los puntos contra los cuales se boicoteara tanto en las urnas como en las calles cualquier acción seria que se intente cambiar:
• La misma forma del régimen político es decir:
o La monarquía heredada del franquismo y la indisolubilidad de la nación-estado español/a.
• La forma capitalista del modo de producción.

Además estas ideas de cambio por el hecho de ser consideradas revolucionarias ú alteradoras de orden nómico existentes serán perseguidas y sus portadores serán tachados como delincuentes, terroristas o anticuados.

Hay tantos ejemplos de esto. Pero sobre todo uno que es el más visible y clarificador, se trata de la ley partidos que en su contenido y aplicación tiene unos tintes feudalescos apabullantes y encarcela a personas por delitos de opinión.

Por último contar unas de las más relevantes tropelías que se han producido en estas elecciones europeas contra IISP:
1. País Vasco: Más de 1.300 votos que se habían traspasado a otras candidaturas, que casualmente estaban a nuestro lado.
2. Catalunya, Asturias: Negación del derecho a compañeros apoderados de la supervisión del recuento de votos en la junta electoral de zona.
Sin contar anécdotas como las que nos han llegado por compañeros de las juventudes comunistas de “Estos son votos nulos no, acuerdo generalizado, y adiós votos.
Por ello y hoy más que nunca asistimos a uno días negros para esta nuestra supuesta democracia, en que no se condenan ataques como los fraudes electorales, la democracia se ha quedado en una simple reliquia y además legítima y endurece más que en cualquier otro régimen la represión. La violencia legítima cuyo ejercicio es ejecutado por el Estado, si no es vigilado ejerce la más cruel de las dictaduras por ello hay que hacerse la pregunta, ¿quién vigila a los vigilantes?

Para finalizar creo acertada la inclusión de una frase de Marcuse:

La democracia (yo añadiría "burguesa") consolida la dominación más fuertemente que el absolutismo. Libertad administrada y represión instintiva llegan a ser las fuentes renovadas sin cesar de la productividad.
Herbert Marcuse
Adrián Ruiz Ibáñez