martes, 16 de septiembre de 2008

Senderos

Camine los desviados senderos
de la vigilia de mi vejez
llenando y llenando rastros
de una sutil intrepidez.
Dejando día y noche
todo a la desnudez
de un cuerpo solitario
que te queria querer.
Pase las horas los segundos
al otro lado de tu mundo
y disfrute por un segundo
de tu beso iracundo.

No hay comentarios: