domingo, 23 de noviembre de 2008

Locura

Lo real es, el hecho social , este hecho que puede ser socialmente falsificado pero su producción no es falsable cientificamente. Los hechos existen, tan ciertamente como que existe lo material.Es decir existe un desarrollo material . El lenguaje es performativo es la cosa en si y la cosa para si.Todo proceso social esta mediado por el lenguaje por el cual percibimos las cosas nosotros , sobre el conjunto de los hechos a los que le damos un sentido social a través de los códigos linguísticos que lo forman. La norma, la ley son codigos que se convierten en patrones sociales que nos coaccionan a la hora de actuar.
El sistema social desigual que tenemos, conforma un sistema experto, para lo político, solo una serie de individuos a los cuales votamos cada cuatro años crean ese código legislativo.
Se pasan cuatro años amasando capital simbólico que les diferencia del resto y legitima la falsa democracia ante la que nos convertimos en audiencia pasiva. Sin participación en el juego de la política, del trabajador, nada más que de una manera pasiva. Si el trabajador no se da cuenta del motor de la historia, y eso es algo que se fomenta, no entrara en su derecho a decidir.
Las leyes prevalecen sobre las normas sociales al tener un principio castigador, al estar por detras el imperio de la violencia legitima, todo lo que sea anonimo para esta clase gubernamental que agena a todo mandato imperativo del pueblo, manipula a su antojo usando para ello al cuerpo sancionador los cuerpos de seguridad del estado.
El estado es un instremunto de la clase dominante que genera un discurso ideológico dominante legitimador de la clase dominante. Así los medios de comunicación manipulan las informaciones sobre los hechos y legitiman este sistema.
Así pues el medio legislativo de supuesta protección de los ciudadanos se convierte en lo que de verdad da legitimidad a los gobernantes mediante el ejercicio represor y comunicativo y contribuye a la reproducción de este orden económico discriminante.
Si a esto lo le sumamos la incertidumbre sobre las condiciones de existencia del trabajador, convertido el patrón en el responsable de la subsistencia del trabajador. Por ser el dueño de los medios de producción, el orden político se moveria ni una coma sino fuese por, la conciencia de clase oprimida que se despierta en los que trabajan, al verse comparativamente peor tratrados por su trabajo, mientras el empleador sin trabajar productivamente, tiene asegurada su subsistencia.
En las situaciones de crisis se complica el sistema de prevendas económicas que tanto el Estado como el empleador nos dan.
Ahora bien si todo hombre finalizado el imperio del mercado sobre la sociedad decide como distibuir la riqueza a través de una economía planificada por la sociedad a través del juego de la democracia participativa a través de este juego el ser humano decidira sobre la ocupación social que quiere desempeñar tras la decisión colectiva en la res pública.
Llegado este momento el ser humano habra salido del juego de la explotación del uno por el otro.
Mientras que no pase eso mientras que sigan existiendo las clases sociales bajo el imperio de la ley de la propiedad privada y el beneficio, se seguira comentiendo un genocidio contra la humanidad.
Seguiran existiendo los privilegios en la producción social de la existencia, seguira el trabajador reducido a su fuerza de trabajo, y la libertad sera otorgada por unos pocos los que hacen la ley.