lunes, 22 de diciembre de 2008

Tiempos malos para la lírica.

Corren tiempos malos, un compañero de la universidad detenido y apalizado, una crisis economica tremenda encima, cientos de personas perdiendo sus casas, personas durmiendo en polideportivos, pobreza,pobreza y pobreza. 65 horas que si no llegan al final, tendremos que estar preparados para que nos la puedan meter doblada.
La lírica de la revolución es la única alternativa, pero como llegar a esto si nos han entontizado tanto que hay personas que no creen que exista la clase trabajadora. ¿Quien te sirve las copas, quien te corta el pelo? Ni amos, ni exclavos;ni trabajadores, ni patrones;por el fin de las clases.